A distant and subtle poetry

Rafael Arévalo Martinez, “Mi vida es un recuerdo”:

Cuando la conocí me amé a mí mismo.
Fue la que tuvo mi mejor lirismo,
la que encendió mi obscura adolescencia,
la que mis ojos levantó hacia el cielo.

Me humedeció su amor, que era una esencia,
doblé mi corazón como un pañuelo
y después le eché llave a mi existencia.

Y por eso perfuma el alma mía
con lejana y diluida poesía.

translated by William George Williams and William Carlos Williams, published in Others, 1916:

When I met her I loved myself.
It was she who had my best singing,
she who set flame to my obscure youth,
she who raised my eyes toward heaven.

Her love moistened me, it was an essence.
I folded my heart like a handkerchief
and after I turned the key on my existence.

And thus it perfumes my soul
with a distant and subtle poetry.